Frases célebres

"A menudo los labios más urgentes no tienen prisa dos besos después"

miércoles, 18 de junio de 2014

Hilos Rojos (O El juego de comprimir el tiempo)

                Hoy leía acerca de una leyenda japonesa sobre el destino y el amor. De cómo sin quererlo todo nos lleva hacia algo...o alguien, personas que vas conociendo y decisiones que vas tomando siempre con la sensación de que te van llevando hacia algo o...alguien.

                Pero, imaginad por un momento como soportar la sensación tan brutal que puede o podría suponer encontrar el otro lado de ese hilo, algo que el destino (los hados de la fortuna o como queramos llamar a ese extraño compañero que nos acompaña tras cada decisión en nuestras vidas) lleva toda tu vida llevándote a encontrar...falta de respiración, sofocos, temblores, aumentos de temperatura corporal, desvanecimientos, aceleración del tiempo, desorden alimenticio, debilidad...soportar...o disfrutar de las sensaciones más increíbles e intensas que la vida puede ofrecerte.

                El secreto...dejarse llevar, no forzar, sinceridad, complicidad, comprensión, empatía, libertad...palabras, simples palabras que pueden suponer un todo, o la nada, al fin y al cabo, decisiones, si, otra palabra, otra sencilla palabra que lo supone todo, supone tomar las riendas de tu vida sin miedo al fracaso,  palabra fea que sólo nos enseñaron para no tener que decidir. Nadie fracasa por tomar un camino...aprende, siempre aprende, avanza y evoluciona.

                En fin, la vida, he decidido no tener miedo a nada, no se pierde lo que no se posee, no se quiere poseer lo que se ama, al fin y al cabo, esto es corto, muy corto, demasiado para perderse en miedos y escusas para seguir el camino que, aunque a veces dé miedo tomar, por lo desconocido, por lo expuesto que te deja salir detrás de tus muros, dentro de ti sabes que debes tomar, y disfrutarlo... 

                Es TU vida, no sus vidas, así que vívela, intensamente, arriesgando, cayéndote para levantarte después más fuerte, así, caerás mil veces pero serás tú, y eso, eso es lo único que nunca podrás echarte en cara a ti mismo, y tu mismo eres, al final, al único al que tendrás que rendir cuentas de tu vida.



                Miércoles que uno se despierta reflexivo...y con una mirada grabada a fuego en la mente...que cinco meses después aún sigue impertérrita acompañando mis días...avanzando, conociendo, comprendiendo...amando.

domingo, 6 de abril de 2014

Anclas, libertad, en busca del santo grial (O de como huir en círculos)

    Hace unos días hablaba con dos locas (de las guays, de las que piensan que esta vida puede y debe ser otra cosa) acerca de la ley de la atracción ( "tú obtienes las cosas que piensas; tus pensamientos determinan tu experiencia"), con opiniones encontradas acerca de la misma y de como aplicarla, en estas, apareció alguien nuevo, una amiga blogger (Politóloga para más señas)que removió mi cabeza no se bien como hablando de mi escasa aportación a mi Blog en los últimos tiempos...y me he preocupado, no por el hecho, sino por el porqué...

    Suelo ser bastante inconstante, impetuoso e impulsivo, pero últimamente, algo ha cambiado, como si la corriente inmovilista se hubiese apoderado de mi...

    Me ha dado por reflexionar acerca de mi vida, del porque hago las cosas que hago.

    A veces hay canciones que dan respuestas, hay canciones que, escuchadas en el momento preciso
te llevan a reflexionar, y, en este caso, escuchando Supersubmarina, me di cuenta de que huyo
del compromiso, huyo de cualquier aspecto en mi vida que me ate a nada, trabajo, parejas, vivienda,
amigos... pasado cierto tiempo, necesito abandonarlo todo, siempre busco gente que no me llene, para,en el momento que necesite huir, me sea mas fácil hacerlo, intentando establecer el mínimo vínculo indispensable con ellos.

    Tengo un biplaza, moto, vivo de alquiler y voy de mujer en mujer, de experiencia en experiencia y de viaje
en viaje, viviendo al día, buscando el santo grial, buscando el ancla que me ate a este mundo. Pero, también me doy cuenta, de que, a veces me siento vacío, siento que rechazo a cualquier persona que entra en mi espacio vital, en mi zona de confort, a cualquier persona que tenga capacidad de dañarme.

    En el mundo del amor, más de lo mismo, me siento atraido por lo prohibido, por aquellas mujeres con las que sé que tendré un final precipitado, quizá otro de mis miedos a que algo funcione, a que algo perdure en el tiempo y me haga parar en este bucle de eterna búsqueda.

    Esto no quiere decir que no tenga amigos, que los tengo, lo saben y les quiero (Alguno se ha convertido en mi hermano) esto no quiere decir que no tenga capacidad de amar,he amado a cada una de las mujeres con las que he estado y lo saben, esto no quiere decir que no sea feliz en mi vida,lo soy y mucho. Esto tan sólo quiere decir, que no se porque siempre rechazo a esas personas ancla, esas personas que me llenan.

    En fin, tan sólo una reflexión de Domingo en una primavera extrañamente lluviosa y gris, volviendo a ser un juntaletras.

PD: Quieres ser mi ancla, aceptas el riesgo?

PD2: Dejo el Destino para otro post más adelante, conoces a las personas por casualidad o entran en tu vida en momentos clave por alguna razón concreta que desconocemos...necesito limoncello y reunión de locos alrededor de una mesa.

PD3:Perdonad si no es el mejor de mis Posts, estoy desentrenado :p

martes, 4 de marzo de 2014

Lisboa crazymode

    Y...otra vez, otra vez que me embarco en un viaje con dos locas, dicen que la historia siempre tiende a repetirse (y, Porqué siempre son dos, siempre hay rubia y morena  y por qué siempre están locas? Tengo que empezar a pensar porqué siempre me rodeo de personas con desórdenes mentales similares a los míos), y que el destino a veces te manda señales en forma de dejavús atemporales.

    Sábado, 8 am, mi cuerpo me dice que no me levante, que la noche de murgas ha sido demasiado castigo para mi mente de adolestreinta...no le hago caso, tiro para casa de la rubia, que a su vez acoge a la morena, que al final no me hizo caso y fue buena...me hacen esperar, como buenas féminas, creo que es algo que os transmitís genéticamente de generación en generación, tan sólo para conseguir centrar la atención y sacar de quicio a los hombres, pero bueno, nada grave, unos 10 minutillos, despues de los cuales ellas habian salido por algún lugar secreto, ya que yo estaba en la puerta esperando...misterios de la vida.

    Primer descubrimiento, los 3 somos unos güevones, es entrar en cualquier bar, y paramos el tiempo, como un superpoder para tardar 3 horas en tomarse unas tostadas, en fin, y qué hago?
Segundo descubrimiento, la rubia no es tan lenta conduciendo como aparenta, es sacarla de territorio español, y la imbuye el espiritu de fernando alonso, grata sorpresa.

    


Como me caracteriza, siempre peco de exceso de optimismo al viajar..."Hoy no llueve!" dije...48 h seguidas de lluvia al canto, acompañadas de una ligera brisa marina que dejaba de esta forma los bellísimos peinados de  las féminas de esta guisa...
    
  





  Esto no nos impidió recorrer , eso si con dificultades , esta bellísima ciudad, contando como  peripecias el saludo cual loca agitando los brazos de Caro al conductor del tranvía 28, que creo que creo que sintió lo que los Beatles sentían al pasar por Abbey Road por parte de las Groupies enfervorecidas. En este mismo Bar nos encontramos con un invento maléfico, el eliminador de camareros, con un botón que cada vez que se pulsaba, hacía que desapareciese el anterior para que viniese a servirnos otro, sabedor de que su destino recaía en nuestras manos...jamás sentí tanto poder!!

  
     De noche, en plena calle, nos sorprendió el concierto de Mafalda, que ademas de viñetear muy bien,
también canta, y su amiga, "el Bacalao", tiene una voz preciosa, eso si, que cambie de representante y de nombre artístico, que cuando la nombran , parece que va a salir un rockero ex-heroinómano al escenario, y así, le veo poco futuro. En este concierto vimos la figura de los levantadores de paraguas, curiosa profesión.

  


    La ginjinha(La de Lisboa, el resto es como los moviles chinos), por cierto, sigue estando tan buena como siempre y hace que la lluvia deje de importarte, agradable efecto secundario, que te hace pedir que le quiten la cebolla a un plato que no lleva cebolla, cosas de algunas que después de 3 opiniones distintas acerca de si un arroz tenía o no restos de marisco incluyendo al que lo hace, aún no se fiaba, me veía llamando al CSI Miami para que la niña lo probase...

    Tanta lluvia tenía que tener algo bueno, y en este caso fue entrar en el Pub Browns, un sitio el que, de haber tenido buen tiempo, quizá nunca hubiésemos descubierto. Y merece la pena, creo que ha sido el bar
en el que más a gusto me he sentido en mi vida(quizá la compañia ayudaba :p), allí estábamos, sofá, mantita, sillón y licor, y allí podía acabarse el mundo, sería un buen lugar para verlo. Recuerdos para el pobre chaval, cuya cita dejó plantado y nos dio para una hora de elucubraciones respecto a su historia, con billetes de avión y esperando al amor de su vida que nunca llegó....ains que pena, casi le adoptamos....
 
    Por lo demás, miedo a agresiones de mis compañeras de habitación, personitas que en determinado momento se sientan, les duelen los pies y deciden que no quieren nada, taxistas ciego-agresivos que te hacen temer por tu vida mientras te abandonan en el taxi (alta traición, me las pagaréis)...y, lo peor de todo, mi tapadera para hacer que la gente crea que les hago caso cuando me hablan ha sido descubierta...si te digo YES...llevo pasando de ti 2 horas...creo.

PD: No es el León tan borde como lo pintan, al final me va a caer bien y todo :p
PD2: Gracias por las risas

lunes, 23 de diciembre de 2013

Adolestreinta



    Y, un día te das cuenta de que eres adolestreinta, de que eres como un super adolescente, al que le has quitado esas aristas que le hacían vulnerable ante el medio.

    Ya te dan igual las opiniones de los demás, llevas la ropa que quieres, vives como y cuanto quieres, tienes capacidad lógica de decisión, te sigues enamorando pero las hostias post "tenemos que hablar" ya no son ni parecidas, lo que antes era un mundo de lloros y desvaríos ahora se convierte en un par de pelis tristes, unos chocolates y unas salidas(seguid leyendo, no penséis mal)  en plan locura transitoria para que todo vuelva a la normalidad.

    Adolestreinta somos porque aún conservamos esas pequeñas cosas que hacen de la vida un disfrute (y cuando podemos pillamos tupper...que de vez en cuando hay que alimentarse bien), seguimos disfrutando de las fiestas, aunque con peores resacas, y con moratones mañaneros (que te hacen verlos y pensar WTF pero que coj...)  que son señal de lo bien que lo pasamos esa noche.

    Antes sólo íbamos de festivales y a la playa(a no ser que seas de padres con perras..no es mi caso Ouch) y ahora lo complementamos con el super poder de la independencia financiera (bueno...no os cabreéis, ya se como está la cosa laboral por este nuestro pais..) que combinado con la mente de un treintañero te lleva a visitar lugares que te transportar fuera de tu universo, y te llevan a hacer locuras con una mochila.

    Así que gente, treintañeros del mundo, disfrutad de vuestra nueva vida, saltad, viajad, bebed, y disfrutar de cada minuto de vuestras vidas, que los 95 llegan rápido, y sobre todo enamoraos, de una persona, de un lugar , pero sobre todo de la vida, que sólo tenemos una, y tiene que ser nuestra.

Feliz Navidad!!!!!

Y saltad en paracaidas, no me cansaré de repetirlo jejeje

lunes, 12 de agosto de 2013

Volver a empezar (Retomando el camino)


   Dicen que desde el desamor se escribe mejor, dicen que cuando tu corazón está ocupado en otras cosas, las letras no son capaces de unirse con un mínimo de significado.

   Quizá tengan razón, y quizá por eso vuelvo con vosotros después de una larga ausencia. No sé si debo o debéis o puedo o podéis alegraros por mi vuelta, pero yo lo veo como una vuelta más de los engranajes de mi vida, una vez más en el que dos personas maravillosas (o al menos una de ellas, que está mal que yo me tilde de maravilloso, aunque así lo piense) deciden separar sus vidas.

   No puedo negar que estoy triste, no puedo negar que yo creía que este libro no había llegado a su The End particular, pero así ha sido y lo acepto. Ahora toca continuar, pasar página y pensar que, quizá no debía de ser, o que quizá no era el momento oportuno.

   No hay mejor Prólogo que el triste, porque el resto de la historia sólo puede ir a mejor, o eso me han hecho creer todas las historias de amor que he leído,  y yo soy fiel creyente del amor como realidad universal, y no sólo por una persona, sino por la vida en general, y, de forma correcta o no, de momento es lo que me ha guiado en mi vida, y de momento sigo en ella, así que alguna batalla habré ganado en este proceso digo yo.

   Desde este punto vuelvo a Reflexiones de un Miércoles Cualquiera, se estaba muy calentito fuera, pero había una pequeña parte de mi que estaba deseando volver, tan sólo detenida por tus ojos, que le impedían el paso.

   Sin más, encantado de volver a veros, de volver a sentir que formáis parte de mi vida, y encantado de volver, humildemente, a expresaros mis opiniones, vivencias y demás con las que volveré a darle vida a este, mi pequeño espacio virtual.


Saludos.-

lunes, 15 de julio de 2013

El mundo real (Crónicas de una vida que empieza con cada amanecer)


     Ayer hablaba con una persona acerca del mundo real, ese que aparece como una penumbra después de unas vacaciones soñadas o de un cambio brusco económico o personal, ese que se abalanza sobre nosotros como el tigre agazapado en la espesura de la selva, para intentar comerse nuestros sueños.

     Yo soy fiel defensor del poder de los estados de ánimo, y de cómo estos nos hacen ver las vicisitudes de la vida real de diferentes maneras, de como un cambio en el trabajo puede verse como como algo terrible que nos avoca al precipicio más profundo, o una oportunidad para cambiar con algo que nos estaba matando lentamente. O de como una nueva relación puede verse como algo que coarta nuestra independencia, o verlo como un nuevo camino dentro de la misma, cogiendo lo que nos aporta de bueno, y construyendo algo que nos haga mas fuertes.

     Al final, los cambios son eso, sólo cambios, que están ahí para hacernos sentir que seguimos vivos, para hacernos salir de esa burbuja de autoprotección en la que, a veces se convierte nuestra vida. Burbuja, que, aunque parece que nos aporta una placida tranquilidad, en realidad se va convirtiendo poco a poco en una coraza que impide que innovemos, que nos hace temerosos ante cualquier cambio que se produzca en nuestra vida.

     Siempre se ha hablado de la botella medio llena o medio vacía y, de nosotros depende verlo así. Yo siempre me he considerado optimista, quizá por eso los golpes sufridos me han dolido más, por inesperados, pero quizá por eso también he tenido menos de esos golpes, porque desde un modo de vida optimista, atraes también a otra gente que ve la vida de la misma manera.

     La vida Real, al final, no es más que un estado de ánimo, y se puede convertir en dos cosas, nuestra mejor aliada, o la que nos impide vivir “Nuestra” vida Real, esa que está tras la burbuja.

     Que este mundo puede convertirse en algo duro, en algo terrible, por supuesto. Que está lleno de hijos de puta(Lo siento...) dispuestos a jodernos la vida, pues también, pero, al final nosotros decidimos la influencia que todo esto tiene sobre nosotros, más allá del momento puntual en el que nos sucede el hecho terrible, el cual siempre requiere de un periodo de asimilación, aceptación, adaptación y por último evolución.

     Lo más curioso de todo, y esto va para los pesimistas, esos que cada pequeño problema ven un camino sin salida, esos que a la mínima variación o duda aconsejan abandonar el camino, es que al final, la vida real es un camino sólo de ida, y, en serio creéis, que dentro de 70 u 80 años vais a recordar a aquel jefe cabrón, aquel golpe con el coche o a aquella amiga que os traicionó, pues no, os acordareis de aquel beso bajo la luna, del nacimiento de vuestro hijo, aquel abrazo que paró el tiempo, aquella complicidad con tus hermanos, esos momentos con tus padres...si no me creéis, preguntad a vuestros abuelos, esos que aún siguen mirándose a los ojos mientras entrelazan sus manos.... al final, cuando nuestra vida toque a su fin, lo que nos quedará será aquella vida que no creíamos real, la que, como un cuento de hadas, nos acompañará para siempre...

miércoles, 10 de julio de 2013

Indescriptible 3.0 (Breves Sensaciones en el Jerte un Domingo cualquiera)


               Hacía calor, el sol inundaba todo el paisaje, tan sólo la visión de aquel oasis consiguió quitarnos la extenuante sensación de cansancio provocada por aquella caminata bajo aquella demostración de poder que,  arrogante,   hacía el astro rey.

                Tras dejar las dos mochilas, que ya casi formaban parte de mi cuerpo debido a la fusión que la temperatura producía, me dirigí hacia aquellas impolutas y transparentes aguas, buscando refugio ante aquel fuego exterior.

                Y, allí estaba ella, y cada mirada que me dirigía no hacía más que recordarme el porqué de todo, mientras aquella cascada recorría su cuerpo y yo sentía envidia de cada gota que rozaba su piel.              

                Bajo el sol de aquel idílico paraíso aún estaba más bella, y ni siquiera aquellas gélidas aguas conseguían aplacar el calor que aquella visión provocaba en mi cuerpo.

                De nuevo, todo y todos desaparecían ante mis ojos, y mis sentidos sólo acertaban a identificarla a ella, fusionada con aquel paisaje, como si formara una parte indispensable del mismo, junto al sonido de aquellas corrientes de agua al chocar con las rocas...en fin, sensaciones...


Indescriptible 3.0